El puerto de Santa Cruz vive se reactiva. La llegada de los portacontenedores y la presencia, el próximo mes de noviembre, de empresarios y ministros de más de 28 países a la XXI Conferencia de zonas francas Iberoamericanas, coloca a la Isla en el centro de Africa, América y Europa.

-El próximo mes de noviembre, la Zona Franca de Tenerife que usted preside, será anfitriona de la XXI Conferencia de zonas francas Iberoamericanas, ¿Qué supone esta oportunidad para Tenerife y su puerto?

“Supone una oportunidad única para mostrar al mundo el potencial de nuestra Isla y su puerto para conectar vía marítima las dos orillas del Océano Atlántico. No imagino mejor escaparate en un momento en el que todas las miradas están puestas en nuestra Isla. Pero lo verdaderamente importante son los acuerdos comerciales que se concreten como resultado del encuentro, cuyo punto fundamental es materializar el proyecto del Corredor Franco”.

-La Zona Franca era totalmente desconocida internacionalmente hasta hace apenas tres años, ¿qué ha ocurrido en este breve periodo para que la zona franca ejerza la vicepresidencia de la Asociación Iberoamericana y recibamos en la Isla a las zonas francas de más de 25 países?

“Pues el principal motor de este éxito ha sido la ilusión, las ganas y el esfuerzo de las personas implicadas en este proyecto. Concretamente el delegado de la Zona Franca, Gustavo González de Vega, ha trabajado intensamente desde su incorporación para poner en marcha el Consorcio y también dando a conocer al mundo los beneficios de Tenerife. Ha desarrollo un trabajo intenso en coordinación con las diversas administraciones implicadas en la Zona Franca tinerfeña. Ya estamos recogiendo los frutos de esa intensa labor; claro ejemplo es esta Conferencia Internacional. Ya nuestra Zona Franca está posicionada en el mundo. Además, un punto fundamental ha sido el establecimiento de una estrategia concreta, perfectamente coordinada con el puerto, de tal forma que se han establecido determinados objetivos de interés común”.

-Gracias a esta cumbre, Tenerife y Canarias estarán en el centro de todas las miradas de tres continentes. ¿Cómo va a aprovechar el puerto esta circunstancia?

“El efecto llamada que ha generado este evento ha sido tremendo. Como usted sabe, se ha confirmado ya la presencia de delegaciones de Ministerios de Industria y Comercio de países tan importantes en la logística global como son Panamá, República Dominicana y Argentina. Su presencia en la Isla es la mejor garantía de que realmente valoran nuestra capacidad como punto de enlace de conectividad marítima entre Latinoamérica y Europa. Simultáneamente contaremos también en el evento con varias de las principales navieras internacionales, de modo que tenemos amplias expectativas con los resultados positivos que se puedan obtener”.

-Uno de los mayores logros de la Zona Franca de Tenerife ha sido el liderazgo del proyecto del Corredor Franco del Atlántico, para el cuál es necesaria una adecuada conectividad marítima con América y África. ¿Qué capacidad tiene el puerto para asumir este reto?


“El proyecto nació aquí en Tenerife. De hecho ha sido Gustavo González de Vega el creador y promotor de esta estrategia que tiene como objetivo recuperar el protagonismo de Tenerife y Canarias en el intercambio comercial histórico entre ambas orillas del Atlántico. Desde luego, el eje principal de este proyecto es la consolidación de una estructura logística que permita garantizar la conectividad de las zonas francas de los respectivos países implicados, y es en este punto dónde el puerto se hace absolutamente necesario. Hace apenas cinco años no podías hablar de proyectos de esta magnitud, pero actualmente, con las terminales de contenedores del Puerto de Santa Cruz a pleno rendimiento y el puerto de Granadilla prácticamente terminado, reunimos las condiciones óptimas para asumir el reto de protagonizar una conectividad eficiente entre América, Europa y África. Ya no estamos hablando de hipótesis, la llegada de tres buques portacontenedores de 10.000 TEUs a nuestro puerto en las últimas semanas evidencia que hablamos ya de una realidad. Es el momento de aprovechar la situación estratégica que tenemos en el Atlántico Medio. Tenemos infraestructuras adecuadas en Santa Cruz. Cada día avanzamos en el desarrollo económico de la Isla. Podemos destacar que en los ocho primeros meses del año hemos incrementado un 11% la mercancía contenerizada, lo que se traduce en un 8,8% de aumento en el número de contenedores que se han movido en nuestras terminales. Por tanto, con estas cifras en la mano, con la llegada de estos portacontenedores y con las previsiones que manejamos para los próximos meses podemos decir que nuestros puertos son un nexo de unión entre tres continentes”.

-Está claro que el puerto se está reactivando, mucha parte de ello se debe a la incorporación de nueva actividad como la reparación de plataformas ¿cómo influye esto en el conocimiento del puerto en el exterior?

“Estos nuevos nichos de mercado vienen a ratificar la política comercial que estamos desarrollando desde hace tiempo. Por ejemplo, recientemente un grupo de empresas de este puerto junto a personal de la Autoridad Portuaria han participado en una de las ferias más importantes de Offshore. Puertos de Tenerife se ha convertido en hub del Oil & Gas, debido a su localización geográfica privilegiada, infraestructura destacada y amplia oferta de servicios. Una de sus ventajas competitivas recae en que es un puerto europeo situado en West Africa, lugar que enlaza el continente americano, africano y europeo, por lo que se trabaja de forma activa en su promoción. Los puestos de trabajo vinculados al sector de las reparaciones navales en el puerto de Tenerife se han duplicado en los últimos tres años al pasar de 240 en diciembre de 2014 a 567 en 2017, cifras que confirman el potencial creciente de esta industria auxiliar en nuestra Isla”.

-¿Qué supone la Zona Franca para Tenerife y su puerto?


“Nuestra zona franca apenas ha iniciado su actividad y ya ha generado el interés. No hay más que ver la capacidad de otras zonas francas cercanas para valorar su potencial como herramienta tractora de inversión y empleo”.

“El puerto de Santa Cruz está viviendo su mejor momento”

Foto: Sergio Méndez

La Isla de Tenerife tendrá que poner toda la carne en el asador y demostrar en noviembre, ante representantes de más 25 países, que tiene capacidad y potencial para convertirse en el nexo de unión de tres continentes. La apuesta es fuerte, pero el delegado de la Zona Franca en Tenerife, Gustavo González de Vega, lo tiene claro porque, entre otras muchas cosas, “es el momento idóneo”.

-¿Qué relación hay entre el puerto y la zona franca?

“La simbiosis entre puerto y zona franca es total. Cualquier puerto con una vocación de posicionarse como referente internacional necesita una zona franca como elemento dinamizador, y por supuesto una zona franca necesita de un puerto de primer orden que garantice la más amplia conectividad posible. Podríamos decir por tanto que sin puerto la zona franca no existiría. Es más, sin un puerto que reúna las condiciones con las que hoy en día contamos en Tenerife, proyectos como el Corredor Franco del Atlántico no serían posibles”.

-¿Y cómo puede aprovechar el puerto este encuentro? ¿Cree que estamos preparados para asumir el reto que supone un encuentro de estas características?

“El puerto está viviendo su mejor momento, y es justo felicitar el magnífico trabajo que se está realizando en la autoridad portuaria. La llegada de tres buques portacontenedores de 10.000 Teus en las últimas 3 semanas es la mejor prueba de ello. Considero que confluyen en un mismo momento todas las circunstancias necesarias para que Tenerife se posicione como punto de enlace tricontinental: dos puertos de aguas profundas con las más modernas infraestructuras y preparados para recibir los megabuques portacontenedores que lideran el tráfico oceánico; una zona franca que facilite trasbordos e incluso permita agregar valor a las mercancías que pasen por nuestros puertos; y todo ello, en un momento en que las geopolítica global invita a que Europa y Latinoamérica busquen canales logísticos adecuados para fortalecer sus lazos comerciales. Sinceramente, no imagino un momento más idóneo para recibir la visita de delegaciones de más de 25 países”.

-Y cuando esta conferencia acabe, ¿qué resultados espera?

“Pues como usted sabe, todas las zonas francas presentes en el evento vienen atraídas por el objetivo común de materializar el proyecto del Corredor Franco del Atlántico y unir así ambas orillas de nuestro océano a través de las zonas francas de los respectivos países implicados. Pero lo importante es que este encuentro no finalice con una mera firma. Muy por el contrario, la rúbrica de este memorándum de entendimiento supondrá el punto de partida para iniciar un proyecto que esperamos permita explotar el potencial de Tenerife y Canarias como plataforma tricontinental”.